La Vall de la Valldigna

La Valldigna es una comarca natural situada al sureste de la provincia de Valencia y a la que pertenecen los municipios de Simat, Benifairó, Tavernes de la Valldigna y Barx. 

Como su nombre indica, la Valldigna es un valle, completamente cerrado por montañas, -las últimas estribaciones de los sistemas Ibérico y Bético-, abierto al este en la llanura del litoral de Mediterráneo y, cruzado por el rio Vaca hasta su desembocadura en el mar.

Esta especial orografía configura el carácter diferenciado de la Valldigna: el contraste que produce la unión del mar y la montaña en tan breve espacio ofrecen un clima especialmente benévolo y templado, muy apropiado para el cultivo de cítricos, debido a la combinación de las brisas del mar, las 2800 horas anuales de sol y un volumen de precipitación superior al de las comarcas vecinas.

Precisamente este clima tan benévolo, la fertilidad de sus tierras y la protección que ofrecían las montañas, han hecho que el valle haya estado poblado ininterrumpidamente desde la prehistoria, teniendo constancia de poblaciones humanas desde al menos 350.000a años A.C. En la cueva del Bolomor se han hallado los restos arqueológicos relacionados con el ser humano más antiguos de toda la Comunidad Valenciana: las excavaciones confirman la adaptación de comunidades de homínidos. Posteriormente, los neandertales se establecieron en la zona y las poblaciones neolíticas, más sedentarias, iniciaron la agricultura. 

Íberos, romanos y musulmanes se asentaron sucesivamente en el valle hasta la reconquista cristiana. Cuenta la leyenda que, tras el fragor de la batalla, el rey Jaime II de Aragón, admirado por la belleza del lugar, se dirigió al abad de Santes Creus y exclamó: “Vall Digna per a un monestir de la vostra religió” (Valle digno para un monasterio de vuestra religión). A lo que Fray Bononat de Vila-Seca respondió: “Vall digna”. Era el año 1298 y desde ese momento ese sería el nombre del lugar y del monasterio cisterciense de Santa María de la Valldigna, que llegó a ser el más importante del antiguo Reino de Valencia; y está construido a imagen y semejanza del de Santes Creus, en Valldaura del Vallés. La historia ha dejado otras huellas árabes en nuestro valle: el castillo de la Reina Mora o de Marinyen, de Alfandech que dio nombre al valle durante la época de dominio árabe, la mezquita de la Xara, els Castellets o la muralla del Ràfol

La reconquista no supuso la expulsión inmediata de los musulmanes, aunque sí que originó la inmigración de judíos y cristianos desde otras zonas del Reino de Aragón. La posterior expulsión de los moriscos en el siglo XVII, dedicados principalmente a la agricultura, acarreó una crisis en el cultivo de la tierra. Sí que se conservó el sistema de acequias de la época musulmana, que fue mejorado a partir del siglo XVIII por el gran crecimiento de la agricultura de regadío, del trigo y del arroz; que eran regados mediante el sistema de acequias, mientras que los cereales eran molidos en los molinos hidráulicos de los cuales se conservan diversos testimonios en la Valldigna. 

Desde principios de los años 50 del siglo XX el paisaje de la Valldigna se transforma paulatinamente con el cultivo de naranjos, abandonados los cultivos de secano y de arroz, los cítricos en la actualidad ocupan la práctica totalidad de los terrenos agrícolas, siendo asimismo, la principal actividad económica del valle.


Fuente: www.tavernesdelavalldigna.com

CONTACTO

Brines Organic Fruits
Camí del Badell s/n
46760 Tavernes de la Valldigna

+34 673 26 11 86
info@brinesorganicfruits.com

WHATSAPP

¿NOS SIGUES?

INSTAGRAM

FACEBOOK

brinesorganicfruits.com